¿Cómo administrar un negocio de la forma correcta?

En este artículo verás consejos para saber cómo administrar un negocio pequeño correctamente. Adelanto: lo más importante no es sólo vender.

como-administrar-un-negocio-1

¿Cómo administrar un negocio pequeño?

Al empezar un negocio, es muy probable cometer errores de todo tipo, pero basados en una mala administración del mismo, sea por desconocimiento, por una mala proyección de objetivos, o por no llevar un plan de acción sobre el negocio.

En cualquier caso, es importante llevar a cabo estrategias, actividades y planes que te permitan mantener tu negocio en pie.

Por lo tanto, debes tener tu negocio bien estructurado y planificado, tomando en cuenta varios factores, pero, ¿cómo administrar un negocio pequeño?, independientemente de que un negocio sea pequeño, es imperativo que lleve una buena administración y estructura.

Generalmente, los dueños o emprendedores se centran sólo en vender, y dejan de lado el proceso de administración, lo que puede provocar, entre tantas cosas, la quiebra del negocio. Para que esto no te pase a ti, sigue los tips que te daremos en este artículo.

Antes de todo, lo ideal para iniciar un negocio es estar suficientemente informado sobre las tendencias del mercado, los gustos e intereses de las personas, sus necesidades, su disposición a pagar por un servicio que necesiten, entre otras cosas.

A partir de ello, podrás saber hacia dónde dirigir tus objetivos, y poder crear las estrategias ideales para lo que necesitas.En el siguiente vídeo verás consejos para administrar un negocio, con gran nivel de detalle, por si no tienes tiempo de leer nuestro artículo:

Consejos para administrar un negocio

Es muy probable que al inicio de un negocio, el dueño esté bastante estresado, ya que el inicio es una etapa difícil porque es donde el negocio crece o quiebra. Para evitar este estrés, debes seguir algunos tips para que sepas cómo administrar correctamente un negocio.

Como decíamos arriba, es importante estar bien informado sobre la realidad del mercado, ya que así conocerás como satisfacer las necesidades de tu target. Con base en esto, podrás crear estrategias que hagan que tu negocio sea exitoso, pueda expandirse, y de esta forma, cumplir las metas.

1. Establecer objetivos y metas claras

Para administrar cualquier negocio, se necesita establecer una planificación con objetivos generales, objetivos específicos, actividades y estrategias que den con el logro de estas metas.

A su vez, estas estrategias deben ser constantemente evaluadas, ya que darán información clave para saber si las mismas están cumpliendo los objetivos, o están yendo por el camino contrario.

Con base en la eficacia de las estrategias, podrás tomar decisiones clave para la gestión del negocio, y poder evitar fallas de cualquier naturaleza, o corregir las que ya existen.

2. Lleva el control de todas las entradas y salidas

Un negocio bien administrado debe llevar cuentas de todas las ventas realizadas en cada día, de manera que al final de un plazo estándar (sea al final de la semana o el mes), se pueda llevar un registro de cuánto se vendió cada uno, y cuál tuvo mayor demanda.

Asimismo, los gastos realizados también deben ser registrados, con el fin de reducir al mínimo el margen de error cometido al calcular las utilidades.

¡Ojo!, no solo son gastos aquellos que están relacionados a la producción, sino también costos extras: luz, agua, alquiler, impuestos fiscales, gasolina, etc. Conociendo esto, podrás gestionar tu oferta y mejorar el margen de utilidad y costos.

3. Registro de inventario

No sólo es importante hacer ventas, sino también saber con exactitud de cuánto producto cuentas. Debes tener un almacén de tu producto y conocer cuánto tienes, y así puedes evitar el desabastecimiento y sus consecuentes pérdidas.

4. Gastos realizados

Existen una serie de gastos inherentes al negocio, los cuales debes considerar para calcular correctamente tu margen de utilidad. Estos gastos obtienen clasificaciones diferentes:

  • Gastos directos: son aquellos gastos de inversión. Por ejemplo, la materia prima para tu negocio de panes.
  • Gastos indirectos: pago de transporte, gasolina para los vehículos, fallas físicas en las herramientas, etc.
  • Gastos fijos: son aquellos que corresponden a agentes externos al negocio, como el pago de los servicios básicos, renta, impuestos, etc.
  • Gastos variables: son dependientes del producto que se haya vendido.

5. Conocimiento del cliente

Para llevar a cabo una buena estrategia de marketing y una buena administración, es importante conocer al cliente: sus gustos, necesidades, hábitos, intereses, etc, con el fin de poder llegar a satisfacer sus necesidades de la manera más eficaz posible, creando un vínculo entre él y tu negocio.

Para esto se pueden realizar estudios de mercado, encuestas, entrevistas, etcétera. Asimismo, la atención al cliente y la calidad de tu producto ayudarán enormemente a aumentar la felicidad de tus clientes, de esta manera, aumenta el nivel de satisfacción, y así será más probable que los clientes vuelvan a comprar.

6. Crear buenas asociaciones

Tener socios es importante para que el negocio crezca de forma general, por lo que debes poder mejorar las relaciones con las personas que podrán ayudarte a hacer que tu negocio se expanda. Asimismo, habrán personas que podrán invertir en tu negocio, y así poder alcanzar un mayor rango de crecimiento.

Si te gustó nuestro artículo, te recomendamos complementar lo aprendido aquí con nuestro post sobre plan de acción, para que lleves a cabo la administración y planeación de tu negocio lo más eficaz y eficientemente posible. ¡Compártelo en las redes sociales!.



También te puede interesar:
Comprar Seguidores
Letras para Instagram para cortar y pegar

ParadaCreativa*
Descubrir Online*
IK4*
MiBBMeMima*
Tramitalo*
Minimanual*
Un Como Hacer Todo sobre Tecnología
Tarabu*
Ejemplos NXt*
GamingZeta*
LavaMagazine*
TipoRelax*
Trucoteca*
ZonaHeroes*
TipoRelax*