En la entrada de hoy, hablaremos de Dropshipping. Para todos los que están pensando en montar un e-Commerce, o para los que ya lo tienen, o simplemente para los curiosos que se preguntan qué es eso.

Montar una tienda puede requerir de una gran inversión incial. Sobre todo, porque hay que hacerse de los productos que se quieren vender. Y, si luego, la tienda no triunfa, es una inversión hecha para nada. Para evitar esto, nace el dropshipping. Una técnica de venta online en la que el vendedor se ahorra esta inversión.

Te contamos qué es el dropshipping, cómo funciona, sus ventajas y desventajas.

Qué es el dropshipping

El dropshipping es una técnica de venta online en el que el vendedor ofrece unos productos de los que no dispone en sus instalaciones. El vendedor que utiliza esta técnica es realmente es un intermediario entre el cliente y el mayorista.

Por lo tanto, el vendedor de la e-Commerce se pone en contacto con el mayorista, y éste envía el producto al cliente en cuestión. Producto que no está en el stock del minorista.

Su traducción literal del inglés es la de “triangulación de ventas”. Es un sistema de ventas en el que se necesitan tres jugadores: el cliente, el intermediario y el mayorista.

Cómo funciona

Para empezar, se debe crear una tienda online y tener claro qué productos quieres vender. Para ello, se contacta con un fabricante o un mayorista que esté dispuesto a ceder sus productos para que sean promocionados en nuestra web.

Una vez se aclaren las condiciones de venta, de envío y de gastos con el fabricante, lo adecuado sería firmar unos acuerdos. De esta forma, se evitan problemas en un futuro.

Después, se muestran los productos del fabricante en la web del e-Commerce. El cliente podrá añadirlos al carrito de la compra online, y comprarlos. El vendedor y el mayorista reciben una notificación, y es el mayorista el que se encarga de finalizar el pedido: preparar el paquete y enviarlo.

Hay que tener claro que lo importante es vender. Por lo que habrá que jugar con la creatividad. Tiendas online hay muchas. Por eso es imprescindible ofrecer un buen producto, y venderlo bien. Que sea atractivo, y que el cliente prefiera comprarlo en tu tienda y no en cualquier otra.

Ventajas

Por ahora suena muy bien. Y es que es un modelo de ventas que nos proporciona muchas ventajas. Aunque después nombraremos también sus inconvenientes y la manera de solucionarlos o atenuarlos, vamos a comenzar con el lado positivo.

En primer lugar, lo ya dicho: poca inversión inicial. Al no tener que comprar los productos, la inversión será ínfima. Los gastos que no se pueden evitar son los de dominio web, diseño de la página, y su posicionamiento en Internet. Para ello, habrá que contactar o aprender a manejar las técnicas de SEO y SEM, de forma que Google reconozca e indexe tu contenido, y no se pierdan en el enorme mar de información existente.

También hay mucha menos gestión relacionada con temas de logística. No hay que preparar paquetes, ni envíos. Todo esto va de la mano del mayorista.

Al no tener una tienda física, hay una gran reducción de gastos fijos.  No hay que pagar alquiler, gastos de luz, etc.

Tampoco habrá que contratar mucho personal. No hay almacén propio, ni oficina para gestionarlo. Realmente se necesita una persona que sepa llevar páginas webs, un redactor de contenidos y un posicionador SEO/SEM. Y, en muchos casos, puede ser la misma persona. Depende de la expansión de tu e-Commerce.

Como resumen, podemos decir que se reducen todas las responsabilidades. Hay mucho menos miedo de perderlo todo. A unas malas, que el negocio no triunfe, habrás perdido tiempo y la inversión de la página web.

Desventajas

Más o menos, imagino que te habrás ido haciendo a la idea de los inconvenientes que tiene esta técnica de ventas online. Y si no, te las resumimos.

La mayor desventaja, según Seguidores Online, sería la menor rentabilidad económica. El margen de beneficios es menor.

No podemos olvidar la abrumadora cantidad de competidores en el mercado online actual. Casi todo el mundo ha comprado por Internet a día de hoy, así que la gente ya empieza a confiar en este nuevo modelo de mercado. Por eso, han surgido miles de negocios online. Y, quien tiene una tienda física, lo más seguro es que también venda por Internet.

Otro inconveniente con el que nos topamos es la del aumento de los gastos de envío. Si elegimos muchos proveedores para nuestro e-Commerce, el cliente tendrá que pagar gastos de envíos de varios fabricantes. Es decir, si elige un producto de un proveedor X, y otro producto de un proveedor Y, habrá doble gasto de envío, y lo más seguro es que el cliente se eche para atrás. Por ello, a veces es contar con menos proveedores y menos productos, pero que estos sean de calidad y confiables. Porque, de lo contrario, también aumentaría el tiempo de entrega. O, en algunos casos, los productos llegarían por separado.

Los problemas relacionados con el proveedor pueden darnos dolores de cabeza. Si hay ausencia de comunicación con ellos, probablemente no tengamos conciencia real de lo que está ocurriendo en esa fase del dropshipping. Por lo que, tenemos que asegurarnos que el producto se está entregando a tiempo, y que es de buena calidad. Si no, el cliente dejará de confiar en nosotros. Y, en el mercado online, la confianza del cliente hacia nosotros es lo más importante.  Si, además, el proveedor quiere añadir su nombre al paquete, el cliente, al recibirlo, estará confuso. Por eso, es buena idea que le dejes claro al proveedor qué nombre debería aparecer (lo normal es que aparezca el del vendedor, el de la web).

Para ahorrarte problemas, lo adecuado sería que, antes de comenzar a trabajar con este proveedor, se dejen claras las condiciones de envío (el empaquetado, el tiempo de envío, los gastos, la decoración, el nombre que aparece en él).

También es importante que el proveedor sea de fiar. Hay casos de estafas, en los que pensamos que el mayorista está haciendo su parte del trabajo, y no. Al final, el que da la cara ante el cliente es el vendedor.

Soluciones a los problemas que puede ocasionar el dropshipping

  1. Como hemos dicho, hay que aclarar todo con el proveedor. Para ahorrarnos descontentos del cliente, y para que el producto sea consecuente con la marca.
  2. Hay que ofrecer la mayor cantidad de información posible en cuanto a lo que se va a vender. Esto dará más confianza al cliente. Tu negocio depende de tu relación con el fabricante, así que intenta trabajar con el que más se adecue a la línea de tu empresa, a tu forma de trabajar.
  3. Como hemos nombrado antes, hay un gran problema de competencia. Entonces, ¡a sobresalir! Haz que tu producto sea novedoso, original y potente. Aunque estés vendiendo lo mismo que otros cientos, dale un valor añadido. Envíale un poema adjuntado al producto, dales un trato personalizado, ofréceles un servicio único. Lo que se te ocurra que te diferencie y quieran comprarte a ti y no a los demás.
  4. Para conseguir que los clientes se fijen en ti, dale importancia al SEO, al posicionamiento web. Crea un blog asociado a tu página web y escribe buenos contenidos. Invierte en SEO y en redes sociales. Genera contenido interesante al lector, para que se suscriban a tu web. Es lo que se conoce como marketing de contenidos. Es la manera que tenemos hoy de buscar información, de buscar comentarios y opiniones sobre las tiendas. Todo esto debe preverse antes de comenzar el proyecto, pero nunca es tarde. Si ya tienes tu tienda online y crees que no tienes los resultados que querrías porque no llega al público potencial, entonces tu estrategia de marketing digital no está funcionando.
  5. Para que no abras una tienda online en vano, que dure dos meses y medio, estudia la rentabilidad de lo que vas a vender. Haz un estudio de mercado, esto te hará ver si tu producto está demandado o no. Este análisis previo orientará el camino de tu empresa. Además, puedes comenzar con un negocio de dropshipping como una avanzadilla de un negocio físico en un futuro.
  6. Es de ayuda que tu negocio te resulte interesante y atractivo. De esta forma hará que te sea mucho más entretenido trabajar con él, y la gente verá el interés reflejado en la web. Al fin y al cabo, es un trabajo en el que vas a echar muchas horas, así que es mucho mejor que te guste.
  7. Recurre a Google Shopping en un primer momento, porque puede darte un empujón en los primeros meses. Estas son las inversiones que tienes que hacer para que tu e-Commerce salga adelante y sea conocida por el público en la web.

¿Cuánto dinero se gana?

Para qué nos vamos a mentir. Si queremos montar una tienda es porque queremos ganar dinero. Mucho, poco o el que sea. Pero necesitamos resultados económicos de nuestros esfuerzos.

¿Se gana mucho utilizando las técnicas de venta online del Dropshipping? Tus ganancias, para ser sinceros, dependen de tus capacidades de vender y negociar. Tanto con tu proveedor como con tu cliente. Al final es un triángulo de ventas.

La mayoría de los vendedores minoristas están ganando entre un 20-50% del margen del beneficio. Todo eso tienes que negociarlo con el mayorista antes de comenzar a vender. Ellos tampoco deben olvidar que tú también les estás ayudando a comercializar su producto. Tu tienda online será una ventana al mercado para ellos.

Es importante saber que los productos pequeños y baratos, a la larga, salen más rentables. ¿Por qué? Porque el cliente no va a reclamar algo que le haya costado 1 o 2 euros, pero un teléfono de 200 euros sí lo va a reclamar y se va a esforzar para conseguir la devolución.

Cómo conseguir proveedores

Todo suena muy bonito y muy fácil, pero a la hora de la verdad ¿cómo encontrar dropshipper sin cruzarse con estafadores? Es difícil, y hay que tener paciencia.  Para empezar, si te demandan una tarifa de instalación o una tarifa mensual, desconfía. Los mayoristas no deben solicitarte esto.  También es cierto que, probablemente, el primer proveedor no sea tu proveedor final. Habrá que ir probando hasta dar con un proveedor fiable. Ensayo y error.

Y, ¿de dónde sacar proveedores?

Pues desde contactar con fabricantes y mayoristas, y preguntarles si están interesados en tener otra pantalla para vender sus productos. O bien copiando a la competencia (parece rastrero, pero es muy eficaz). Si a la competencia le va bien con esos proveedores, investiga. Asiste a ferias del sector donde conocerás a la gente detrás de la industria que te interesa. O, lo más común y cómodo, buscar una lista de dropshippers en la web e ir contactando con ellos.

¿Qué te deben asegurar los proveedores?

Para empezar, que tiene capacidad legal para venderte el producto y que tenga las licencias pertinentes. También, que te garantice los plazos de entrega estipulados, y que cumplirá con la política de devoluciones. Y que esté dispuesto a mantener una comunicación constante contigo. Si no es rápido al contestarte, no coge tus llamadas o te evita: desconfía. Esto lo harán asignándote un responsable de ventas con el que tendrás el contacto directo.

Proveedores más conocidos

Seguramente los conozcas y no sepas que se dedican al dropshipping. O sencillamente, no sabías ponerle nombre a eso que hacían.

¿Conoces Aliexpress? Este gigante asiático es el más conocido. Desde 2012, domina en su sector. Desde calzado hasta productos electrónicos. Vende productos al por mayor para tiendas online y para particulares por todo el mundo.

Miniinthebox: este dropshipper distribuye productos electrónicos a tiendas online de toda la geografía española desde 2010.

BigBuy: esta empresa española distribuye productos de regalo de empresa. Sus productos son originales, así como su idea de unificar en un mismo directorio una lista de regalos de las empresas.

Otros proveedores de fiar que puedes estudiar como opciones para tu tienda son BangGood, Nedis, PandaHall, DealExtreme, Tmart, DHgate y SheInside.

Conclusiones Dropshipping: qué es, sus ventajas e inconvenientes

Podemos decir entonces que el Dropshipping es un nuevo modelo de negocio online en el que existen tres jugadores: el minorista (que tiene una página web por donde expone los productos), el mayorista o fabricante de productos y el cliente. Hay mucha menos inversión inicial que en un negocio tradicional, pero encontrar un proveedor fiable y que cumpla con los acuerdos es más difícil. Los beneficios no son tan rentables a la larga, pero lo compensan los pocos riesgos de pérdida.

Hasta aquí la entrada de hoy. Esperamos que les haya interesado, y si tienen algo más que añadir o alguna duda que consultar, déjennos un comentario.

 

 



También te puede interesar:
Comprar Seguidores
Letras para Instagram para cortar y pegar