¿Qué es el Outsourcing y cuáles son sus beneficios?

De todos los términos anglosajones que han irrumpido en nuestro idioma, Outsourcing es uno de los más recurrentes. Aunque nos suene un tanto rimbombante y exótico, en realidad es algo sencillo, con mucha relación con nuestra noción de ‘delegar’. Veamos qué es el Outsourcing.

qué-es-el-outsourcing-1
El Outsourcing es una noción inevitable para entender el mundo del mercado actual.

¿Qué es el Outsourcing?

El Outsourcing es el acto mediante el cual una empresa entrega por contrato la responsabilidad de ejecutar una tarea específica, necesaria para su funcionamiento, a otra organización con experticia especial en ella.

De esta manera, puede aliviarse la carga interna de actividades, reducir gastos y agilizar el sistema. Este mecanismo también permite que la empresa utilice para su producción innovaciones que no podría incorporar plenamente dentro de su estructura por tener pequeños ingresos circunstanciales.

El dinero usualmente dedicado a salarios, capacitación, equipos, mantenimiento, puede ahorrarse en gran medida bajo el Outsourcing. Las alianzas comerciales se ven estimuladas, la competencia se afronta desde una posición de fuerza por la actualización constante con respecto al entorno y la organización se vuelve más veloz y flexible.

¿Ejemplos de Outsourcing? Una empresa puede subcontratar un equipo que se ocupe específicamente de crear o renovar su imagen y logos. Otra podría encargar a una pequeña compañía de programar su página web y gestionar eficazmente sus redes sociales.

Una tercera podría encargar regularmente a una agencia especial el ocuparse de que viajes y eventos tengan el mejor transporte, espacio público y estadía posibles. Una cuarta confía la construcción de piezas detalladas de tecnología a un grupo de expertos industriales.

Las posibilidades del Outsourcing varían tanto según las necesidades de la estructura empresarial en cuestión que pueden ser muy vastas. Y el hecho de tener un buen equipo completamente focalizado y preparado sólo para su labor puede ser una ventaja también incalculable. Para un resumen animado de estos conceptos, el siguiente vídeo.

Cuánto Cuesta el Celular Samsung A21

Posibles riesgos del Outsourcing

Pero dado que nada puede ser un completo paraíso, existe la posibilidad de desequilibrios en un sistema de Outsourcing establecido. El orden contrario centralizado puede tener sus debilidades en términos de anquilosamiento, lentitud o aislamiento corporativo, pero también conserva sus fortalezas: predictibilidad, independencia, control cerrado y secreto industrial.

Un Outsourcing descontrolado conduciría a arriesgar estos recursos en un escenario demasiado permeable y volátil. Depender continuamente de un tercero conlleva necesariamente el desafío de afrontar su eventual ausencia por imprevistos que interrumpan sus servicios, teniendo que buscar con prisas otro proveedor, en subcontrataciones cada vez más irregulares.

Te puede interesar:  Términos de marketing digital ¡Los más imprescindibles!

También que la innovación técnica provenga en gran medida de fuentes subcontratadas puede hacer de la empresa contratante un cascarón vacío a largo plazo, sin un norte profesional claro. De desplazarse el núcleo empresarial de esta manera, los beneficios obtenidos pueden dispersarse en ramificaciones tercerizadas.

Y el característico orden abierto de un Outsourcing de envergadura puede oponerse en muchos casos a la necesidad de resguardar conocimiento para mantener una ventaja en la competencia. Teniendo que compartir la receta por necesidades de cooperación técnica, todo queda a la luz, ante ojos rivales. La lealtad hacia la organización puede verse comprometida.

Es un sistema seguramente más dinámico y mejor adaptado al mundo contemporáneo. Pero no deja de tener retos en su versión más extrema.

Tipos de Outsourcing

Hablando de versiones, existen varias clases de Outsourcing, dependiendo del grado de involucración que tiene la parte subcontratada en aspectos esenciales de la empresa, el lugar desde donde trabaja y sus responsabilidades de distribución.

Offshoring

Se trata de la subcontratación de una compañía extranjera, buscando menores costos de producción. En ocasiones, algunas industrias encuentran mejor ambiente de trabajo, con más tradición en la materia, número de participantes y habilidad laboral en un país distinto a la empresa contratante.

El caso paradigmático son países asiáticos, como India, Filipinas, Nepal, entre muchos otros. Es el Outsourcing que ha sido históricamente más polémico, tanto en el país propio de la empresa contratante como en las compañías extranjeras que funcionan como outsource.

La baja estabilidad sociopolítica de territorios base para la industria suele afectar la continuidad del negocio, por interrupciones de comunicación, conflictos militares o legislaciones cambiantes en el extranjero. Por otra parte, el país del contratante suele acusar al foráneo de arrebatarle oportunidades de trabajo a la mano de obra nacional.

Off site

La empresa contratada realiza tareas en servicio de otra empresa, pero en instalaciones propias. Si se busca un verdadero recorte de espacios y equipos utilizados, esta opción es bastante pragmática. Si pensamos en servicios de contabilidad, telefonía o diseño gráfico, sería innecesario utilizar los mismos espacios de la empresa que busca aliviarse de cargas.

El subcontratado mediante el sistema de Outsourcing ejecutará la tarea en su propio sitio, donde la dinámica de horarios, recursos y obligaciones individuales ya está establecida, así como su seguridad legal.

Te puede interesar:  Venta consultiva ¡Conoce sus principales técnicas!

Outsourcing táctico

Cómo el término ‘táctico’ indica, se trata de un Outsourcing llevado a cabo para poner en ruta un proyecto en especial que necesite desarrollarse con eficacia y prontitud, en tiempo récord. Es un arreglo simple para que un equipo ajeno realice una actividad de importancia circunstancial para la empresa principal, algo muy en boga en el universo tecnológico. De nuevo, para aumentar operatividad y reducir costos innecesarios.

In house

El servicio outsourced es ejecutado dentro de las instalaciones de los contratantes. Es el caso obvio si de lo que hablamos es de un Outsourcing dedicado al mantenimiento de la infraestructura o telecomunicaciones en una edificación, por ejemplo.

Dado que el subcontratado dispone de material, personal y capacidades, el costo sigue siendo mínimo, pero su presencia y trabajo dentro de las paredes del local también sigue siendo necesaria.

Co-Sourcing

Lo más cercano a una sociedad colaborativa propiamente dicha. Es una relación a largo plazo entre dos instancias comerciales en la cual se comparten riesgos y cargas en el servicio en cuestión, en una posición de razonable igualdad. La competitividad de ambas empresas se realza por los esfuerzos compartidos en pro de una estrategia común de largo aliento, a diferencia de la subcontratación táctica descrita arriba.

De cierta manera, se trata de una razonable fusión del concepto de Outsourcing con el concepto de una empresa centralizada tradicional. Un orden  mixto que suele involucrar asesorías.

El Outsourcing desde la perspectiva digital

Dentro del mundo digital, el asunto es aún más nítido a favor de la subcontratación masiva. Una gran empresa puede necesitar, incluso desde los inicios de su andadura en el mercado, una verdadera legión para hacerse cargo de labores cada vez más esenciales en el mundo cibernético.

Desde la digitalización de materiales impresos, pasando por transcripción de vídeos, hasta el ya mencionado trabajo de Community Manager de redes oficiales; entre muchas otras tareas, el Outsourcing se vuelve insustituible para hacer frente a la densidad del trabajo requerido.

La especialización, focalización y alto número de trabajadores por subcontrato simplifica enormemente la productividad y rebaja los costos: cien ejecutando un mismo tipo de trabajo en diversos equipos independientes aceleran el resultado. Cien recibiendo ingresos ajustados a su contribución especializada implican un ahorro por sobre diez empleados ejecutando un sinnúmero de labores digitales.

Tan atractivo como puede ser para la empresa contratante, también puede serlo para los contratados. El trabajo digital desde casa estará cada vez en alza, no sólo por razones sanitarias; sino por la evolución natural del mundo hacia nuevos modelos de empleo dictados por lo computarizado, y el moderado esfuerzo exigido en distintas labores mínimas y domésticas hará la oferta aún más atrayente.

Te puede interesar:  Características de un blog exitoso. ¡Impleméntalas!

Outsourcing en México

qué-es-el-outsourcing-2
México se enfrenta a una tormenta en su necesidad de supervisar con efectividad el Outsourcing.

En términos regionales, el Outsourcing está ampliamente extendido desde antes de su reconocimiento legal en la Ley Federal del Trabajo de 2012 en territorio mexicano, por la necesidad de agilizar, abaratar y facilitar su producción.

Cómo es lamentablemente frecuente en Latinoamérica, el proceso suele ser oscuro, con un alto porcentaje de empresas no registradas para evadir impuestos y responsabilidades para con sus asalariados. Dado este contexto, se esperan fuertes reformas para contener estas irregularidades asociadas al Outsourcing en el país azteca.

Sin embargo, la solución no es sencilla. Un alto porcentaje del empleo formal oficialmente registrado por el Estado mexicano proviene directamente de la utilización de la figura del Outsourcing y una prohibición generalizada obligaría a una integración inmediata de los subcontratados dentro de la estructura de empresas centralizadas. Un desafío difícilmente asumible en la economía mexicana.

El caso mexicano constituye una evidencia clara de la omnipresencia del Outsourcing en el mercado actual. Caldo de cultivo de desigualdades laborales en condiciones e ingresos, pero también sostén de la economía nacional en uno de los países más grandes del continente, la subcontratación puede ser un camino de rosas y espinas.

La situación es muestra, de igual forma, de la volatilidad y fragilidad del sistema de tercerización bajo el peso de fuertes transformaciones políticas.

Conclusión

¿Qué es el Outsourcing? Un proceso ya global e ineludible en el mundo empresarial contemporáneo, regido por la horizontalidad, flexibilidad y pluralidad de las nuevas relaciones profesionales.

Bien balanceado, equilibrando la integridad de la empresa contratante con el talento y movilidad de sus fuentes externas, con transparencia, justicia y legalidad; el Outsourcing puede ser un recurso inestimable en el panorama corporativo actual.

Para saber un poco más sobre la implementación correcta de un Outsourcing, te invitamos a ingresar en el link.

qué-es-el-outsourcing-3

También puede interesarte este contenido relacionado: