Entérate Sobre: ¿Qué sabe Google de mi?

Desde que Google se estableció como líder en informática, ha logrado, a través de sus múltiples aplicaciones y su omnipresencia, recopilar una enorme cantidad de datos sobre nosotros, sus usuarios, incluso más de lo que podamos creer. Sea cual sea el dispositivo que usemos, Google registra todas nuestras búsquedas, los videos que veamos, los lugares que visitemos, las fotos que tomemos. Cuando nos preguntamos ¿Qué Sabe Google de Mi?, la respuesta es, cada vez más. Te invitamos a seguir leyendo.

Que sabe google de mi

Todos los Datos que sabe Google de Mí

El mundo utópico, indeseable en sí mismo, que imaginó el escritor inglés George Orwell en su novela «1984», es el ejemplo al cual más se suele recurrir cuando se quiere describir cómo sería una sociedad dictatorial futurista. En ella se plantea un estado que es regido por el Gran Hermano por medio de una serie de artilugios y dispositivos que, lejos de ser considerados como de ciencia ficción, se encuentran presentes con nosotros en la actualidad.

1984 de George Orwell

Tras publicar su novela «1984», el 8 de junio de 1949, esto es, hace más de 70 años, Orwell señaló «No creo que la sociedad que he expuesto en mi libro forzosamente llegue a ser una realidad, pero sí considero que algo muy parecido si podría llegar a existir». Los hechos se encargaron de convertir a, lo que se consideró entonces como una obra de ciencia ficción, en un manifiesto de la realidad. En la historia se narra cómo para el año 1984, Londres era una ciudad sombría en la que existe una Policía del Pensamiento que se encarga de controlar de modo asfixiante la existencia de los ciudadanos.

De alguna manera el paralelismo entre lo que se describe en la novela «1984» y la realidad que conlleva la utilización masiva de Internet en, prácticamente, toda actividad que realizamos hoy en día, nos llena de suspicacia y temor ante el uso que se da a nuestros datos y, a partir de ello, cuán vulnerable se encuentra nuestra privacidad. Lo más irónico es que lo que vivimos actualmente no es un régimen dictatorial que nos fuerza a que le entreguemos nuestra información, sino que nosotros la ofrecemos alegre y gratuitamente.

Escándalos Recientes

El escándalo que más recientemente fue noticia ocurrió a finales de 2016, al explotar la bomba de relojería que significó la herramienta desarrollada por la empresa de consultoría analítica Cambridge Analytica. Con dicha aplicación, se pudo llegar, presumiblemente, a alterar el comportamiento de cierta audiencia preseleccionada de Facebook, de tal manera que sus votos terminaron por favorecer de hecho a Donald Trump para que ganase las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

Tras cierto tiempo se pudieron desgranar los secretos de un escándalo en el que Facebook desempeño un rol fundamental. Fue una cantidad que supera los 50 millones de perfiles de Facebook, los que fueron recolectados para terminar configurando perfiles psicológicos que posteriormente serían vitales para diseñar campañas políticas personalizadas. Tales mensajes concebidos de forma específica para determinadas audiencias acabarían ejerciendo influencia en su voto final

Que sabe google de mi

El Gran Hermano

Lo que entonces ocurrió con Cambridge Analytica nos hizo reflexionar acerca de la importancia de nuestra privacidad. De modo general, lo más frecuente es que nos centremos en Facebook, pese a que existen numerosas otras empresas que suelen recopilar nuestros datos personales permanentemente. Una de las cuales es Google, que de hecho cuenta con el potencial para poder recabar mucha mayor información personal que la misma Facebook.

Si nos dedicásemos a investigar toda la información que la empresa del buscador usualmente recopila de una persona, quedaríamos asombrados del nivel de detalle que manejan, lo cual nos lleva a la conclusión de que Google conoce mucho más de una persona que la mismísima Facebook. Los siguientes dos ejemplos ya son bastante significativos: Google suele saber por cuales sitios has viajado hasta qué aplicaciones usas en tu teléfono Android y cuándo las ejecutas.

Mucha de esa información las puedes conseguir con facilidad en ciertas páginas de datos. Pero para acceder a otros, así como igualmente se puede hacer en Facebook, se puede utilizar la herramienta Google Takeout para obtener una copia de seguridad de todo lo que guardan de mis actividades. El hecho de que dicha copia usualmente tenga un tamaño de varios gigabytes, ya es sumamente significativo. Algo importante a tener en cuenta es que contamos con el poder de configurar que, tras pasado cierto tiempo, muchos de los datos que Google guarda sobre ti se autodestruyan.

Algo que hay que tener presente es que Google no tiene derecho a compartir o vender ni mucho menos revisar con minuciosidad tus datos, aunque igualmente no hay modo de asegurarse de que ello no ocurra. No obstante, en ciertos casos es bastante desmedido inclusive el mero hecho de que recopilen algunos de ellos. En los siguientes párrafos entraremos a detallar que tipo de información es la que suele almacenar nuestro «Gran Hermano» Google, el valor que ello representa para ti o para tu negocio así como el riesgo que ello podría significar para nosotros.

«Mi Actividad» de Google

¿Qué tanta información sobre nosotros ha acumulado Google ? No deja de ser cierto que todo lo que imaginemos es poco, o al menos es lo que podemos concluir al probar su novedosa herramienta: «Mi Actividad» (My Activity). Es un servicio que registra, a través de elaborados algoritmos y de modo cronológico todo el transito que un usuario hace por Internet, en el que se encuentra implicado algún servicio de la empresa (Google, Chrome, Android, Gmail, Google Maps, etc), y al confirmar la omnipresencia de la firma creada por Sergey Brin y Larry Page, es casi imposible escapar de sus fauces.

Que sabe google de mi

Es el mismo usuario quien ha de activar el servicio, dando con ello su aprobación para que toda la información que guarda el buscador sea visible (solamente para el mismo usuario). Esto es, que Google registra toda la actividad de cada usuario en sus computadores, lo desee o no, para luego brindar dicho recorrido a quien así lo quiera por medio de esta herramienta. En tal sentido, a «Mi Actividad» se le puede considerar como una especie de imitación del Gran Hermano de Orwell, pese que al verse más de cerca, su objetivo podría parecer todo lo opuesto.

Lo que pretende Google con esta herramienta es retornar al usuario el control sobre lo que se guarda en sus servidores. «Mi Actividad» posibilita que podamos ir eliminando todo el rastro guardado en los servicios para deshacernos de aquello que pueda resultar embarazoso o comprometedor, lo cual se puede hacer con apenas un clic del ratón. Google no esconde nada y brinda una amplia gama de herramientas para que sea el mismo usuario quien decida qué se puede guardar o no en sus servidores, pudiendo inclusive suprimir todos los registros de un año si así lo desea el usuario.

«Mi Actividad» es, básicamente, un producto que sirve para definir de forma precisa el espíritu de Google: es, de un lado el ojo que todo lo observa, con una abundancia de datos que puede atemorizar, para después demostrar que ciertamente, no está interesada en nuestro actividad diaria, sino en los datos anónimos para ser objetos de segmentación a la hora del diseño de campañas publicitarias.

¿Qué Sabe Google de Mi?

«Al utilizar los servicios de Google, nos estás confiando tu información», es lo que se puede leer en el primer párrafo del acuerdo que se suele aceptar en lo referente a los términos y condiciones de privacidad de Google. Ello no debe sorprender a nadie ya que todos conocemos que el motor de búsqueda de mayor importancia del planeta recolecta datos sobre nosotros, ¿Verdad? ¿Pero cuál es la cantidad exacta y a qué tipo de información hacemos alusión?

Desde tus datos básicos como nombre, dirección, edad, correo electrónico hasta tu modelo de teléfono, tu servicio de telefonía celular, tu plan de afiliado así como  tu consumo de teléfono y de internet. Asimismo las palabras que utilizas más frecuentemente en tus emails, la totalidad de los correos que hayas enviado o recibido, inclusive el spam. Los nombres de todos tus contactos al igual que sus direcciones y números de teléfonos. Las fotografías que hayas tomado con tu teléfono Android, pese a que las hayas eliminado y pese a no las subas jamás a ninguna red social.

Que sabe google de mi

Los sitios a los que visitas, dentro y fuera de tu país; el día exacto en que fuiste, la ruta que seguiste y tan rápidamente llegaste. Las tarjetas de crédito o débito que utilizaste para pagar. Todos los paginas de internet por las que has navegado en Google, a qué hora y qué tan frecuentemente, y lo que observaste dentro de cada una. En qué idioma realizas tus búsquedas. Con quién te has comunicado vía Hangouts. Qué videos te agradan y qué música escuchas.

Éstas y todas las otras categorías que se mencionan en el documento de política de privacidad de Google son las que, al utilizar el servicio, aceptas de forma casi incondicional. «¿Y de quién es ello culpa? Tuya, obviamente. La gente usualmente es muy confiada y al actuar así suele compartir sin objeciones y sin pensarlo cuidadosamente mucha información sobre sí, cuando apenas la recompensa consiste de una cuenta gratuita de email, unos gigas adicionales de espacio en la nube o la oportunidad de ser parte del mundo virtual en el que se puede encontrar con amigos y conocidos.

Dónde has estado en cada momento

Google cuenta con una función de cronología con la que puede registrar cada uno de los movimientos que realizas  cuando has habilitado el historial de ubicaciones de la aplicación Google Maps. Éste usualmente se encuentra activado por defecto en tus dispositivos, lo que significa que si no modificas la configuración de forma deliberada registrará todos tus pasos por medio de tu teléfono móvil, tableta o cualquier otro dispositivo que hayas establecido en tu cuenta de Google.

Sumado a ello, los datos suelen presentarse en una modalidad de lo más visual. Al ingresar en tu cuenta Google podremos ver un mapa sobre el que aparecen varios puntos que señalan los lugares que has visitado. Existen ciertos desplazamientos que quizás no aparezcan registrados, probablemente debido a que esta opción fue deshabilitada en algún momento. Aún así, y con la excusa de brindarte mayor información acerca de los sitios en los que te encuentras, Google siempre se las ingenia para lograr que la actives de nuevo.

En la parte superior a la izquierda se muestra una pantalla en la que se expone cuánto has caminado día por día, y si seleccionas un día en particular se va presentando información acerca de los lugares por dónde te desplazaste. No, esto no significa que simplemente rastree que has dejado tu pueblo para dirigirte a la ciudad vecina, sino que va realizando un registro de cada parada que hiciste o cada establecimiento por el que pasaste.

Que sabe google de mi

Google usualmente representa la totalidad de estos datos de manera ordenada y cronológica, indicando a qué hora has abandonado un lugar, el medio de transporte en el que te has desplazado y qué paradas has realizado. No deja de asombrarnos el detalle con el que Google apunta todo, registrando por ejemplo que cierto día que quedé con unos colegas de trabajo en vernos en determinado sitio, previamente me detuve un minuto en un cajero automático a sacar dinero y posteriormente fui a tal bar a tomar algo.

De la misma forma, en el caso de que hayas salido de viaje y hayas tomado muchas fotos, Google igualmente suele registrar en qué sitio y cuándo tomaste las fotografías con tu teléfono móvil, lo cual te va a presentar de modo ordenado de acuerdo al recorrido hecho y al lugar de las fotos. Inclusive diferencia los trayectos que efectuaste en automóvil y los que hiciste a pie.

Más allá del poder de esta herramienta, al acceder a nuestro registro en Google Maps asimismo nos podemos conseguir  con otras sorpresas. Contamos con una carpeta donde se muestra el historial de ubicaciones, en la que podemos observar las coordenadas por las que nos hemos desplazado en los últimos días y la forma en la que lo hemos hecho.

Qué buscas y dónde entras en Internet

Google igualmente cuenta con una sección denominada «Mi Actividad» en donde suele recoger y almacenar todas las búsquedas que realizas en Internet. Y lo que resulta más inquietante es que en dicho historial no únicamente encontraras las búsquedas efectuadas en el buscador de Google.com, sino asimismo las que has realizado en el  navegador Chrome o en tu teléfono móvil con Android.

Lo cierto es que al observar el historial de las búsquedas uno no deja de sentirse algo incómodo, particularmente porque toda la información se encuentra perfectamente organizada y acompañada de los respectivos enlaces. De esta forma, podrás revisar las búsquedas efectuadas de determinados términos, y al seleccionarlas podrás ver de nuevo los resultados obtenidos entonces, así como también podrás repasar los perfiles de Twitter o Facebook que visitaste o las páginas web a las que ingresaste.

Además de ello, Google igualmente recopila datos al usar otras plataformas como Stadia. Inclusive con apenas pulsar el botón de Discover de la aplicación de Google para revisar los temas que la misma Google estima como relevantes para ti, ésta comienza a recopilar datos de asuntos sobre los que has mostrado interés alguna vez. Más allá de ello, dentro de ciertas páginas igualmente te indica en cuales secciones has navegado.

Mayor preocupación suele mostrar uno con el tema de los foros, ya que también te indica el título de cada hilo que has revisado dentro de un mismo foro, e inclusive te brinda enlaces para retornar a él. La web igualmente suele registrar la cantidad de veces que usas cada aplicación móvil, e inclusive en ciertos casos como Just Eat asimismo se pueden ver los perfiles en los que he ingresado dentro de la aplicación. Y lo que inquieta más es que la totalidad de estos datos continúan apareciendo pese a que elimines el historial de Chrome.

Pese a que uno borre las páginas a las que ha ingresado hoy con el navegador, éstas proseguían mostrándose en la sección de «Mi Actividad». ¿Y qué consecuencias tiene esto? Pues, que Google no solamente conoce de forma exacta toda la actividad que realizas en Internet cuando usas sus productos, sino que cualquier persona que trabaje con tu computador va a poder enterarse de ello, ya que para poder acceder a «Mi Actividad» Google no requiere confirmación de identidad.

YouTube es un servicio que es parte de Google, por lo que todo lo que él almacena igualmente estará disponible, como por ejemplo tu historial de búsquedas de vídeos. Igualmente guarda todos los comentarios que has ido compartiendo, o los vídeos específicos que has visitado mientras te encontrabas conectado con tu cuenta. Asimismo puedes conseguir la lista completa de suscripciones y de reproducción al igual que copias de todos los vídeos que has cargado allí.

También se puede observar en la copia de seguridad de mi información que puedo recuperar de Google que ésta  conserva datos de diversas aplicaciones, de tal manera que puede saber por medio de ella todo lo que hago a diario. Por ejemplo, almacena una copia de mi Google Calendar, de modo que puede conocer todos los eventos a los que he acudido o reuniones en las que he participado, mientras los hayas agregado en dicha aplicación.

Todo lo que subes a la Nube, incluso lo que Borras

Serán pocos los que aún no utilizan la nube para guardar sus fotos y su música, y de ser en Google, ésta conservará todos los archivos que le confías. Ello lo puedes evidenciar en la copia de seguridad de tus datos, al poder reconocer en la carpeta Drive todas aquellas carpetas y archivos que has guardado en Google Drive. Extrañamente sí podrás notar la presencia de ciertos archivos que creías haber eliminado de Google Drive. Aparentemente, Google suele conservar algunos de ellos en caso de una eventualidad, quizás para cubrirse las espaldas si deseas su recuperación a corto plazo.

Obviamente, igualmente existe una carpeta con la totalidad de mis notas de Google Keep, al igual que otra con todas las fotos que he cargado en Google Fotos. En esta ocasión, pareciese que al menos las fotos que eliminaste de la nube no sigue guardándolas. Sumado a las fotos que he cargado de forma intencional en la nube, asimismo se pueden conseguir  en la copia de seguridad, las fotos que se pueden haber enviado por medio de Hangouts, bien organizadas en carpetas según cada contacto. No pareciese almacenar las conversaciones, o al menos no te las descarga.

Agregado a lo anterior, en la copia de seguridad igualmente se pueden observar todos los correos electrónicos que han sido enviados y recibidos, inclusive aquellos que hayas eliminado ya o que se hayan clasificado como spam. Esto es algo que hay que agradecer a las interacciones con Gmail.

Todos tus Contactos Telefónicos

Sabiendo que esto es algo que hasta Facebook registra, no debe extrañarnos que Google igualmente guarde todos los contactos de tu teléfono móvil, de hecho, de todos los teléfonos en los cuales hayas usado tu cuenta de Google. En la carpeta Contactos, podrás ver el listado de todos los teléfonos móviles que has empleado, y en cada una de ellos encontrarás una archivo que detalla los contactos.

Usualmente los contactos se guardan en un archivo con formato Vcard (vcf o Variant Call Format), el cual podrás importar con facilidad a cualquier aplicación de correos. Es sumamente llamativo conseguir que dentro de esta carpeta podrás encontrar otras subcarpetas distintas en las que se van guardando las fotografías que pudiste haberle asignado a cada uno de dichos contactos.

Todas las Apps que utilizas en Android y cuándo

Uno de los datos más impresionantes que uno se puede conseguir es que Google registra la cronología absoluta de cada aplicación que has usado en Android. Se puede comprobar en la copia de seguridad de Takeout, en la carpeta de nombre «Mi actividad». Allí existen varias carpetas contentivas de datos, y en la que lleva el nombre Android podrás encontrar un archivo de formato HTML con el detalle de cada operación que realizo en el teléfono móvil.

De esta forma, Google registra por ejemplo que en fecha 2 de abril a las 15:11 utilice la aplicación Telegram, y que apenas 11 minutos antes había utilizado Slack. Igualmente registra, entre otras muchas cosas, las horas a la que suelo encender el teléfono, en que momentos me dedico a ver las fotos de la galería, cuándo se efectúan acciones de mantenimiento del equipo o cuándo una nueva aplicación es instalada.

Para un usuario normal parece no haber una razón que explique por qué Google almacena tal cantidad de datos aparentemente no significativos. Y es que ésta, al ser una empresa que brinda servicios online, tiene como cometido detectar tu comportamiento y ubicarte en un perfil de mercado específico. Para ello necesita saber hasta lo más mínimo que haces con cada toque en la pantalla de tu teléfono móvil. Google igualmente mantiene un historial de aplicaciones con autorización de acceso a tu cuenta, al cual tienes acceso online sin necesidad de descargarlo.

En él se muestran todas las aplicaciones a las que le has permitido acceso a tus credenciales de Google, y te detalla a qué clase de información puede acceder cada una. Este listado, no obstante, puede ser de suma utilidad a la hora de defender un poco de tu privacidad, ya que te señala a qué clase de datos cuenta con acceso cada una. Por ejemplo, Feedly únicamente accede a la información básica de las cuentas, al tanto que existen algunos, al parecer, inocentes juegos que pueden acceder a muchos datos de cuentas de Google Drive, de Google+ y Google Play.

Lo que haces con el resto de sus Servicios

Como previamente se señaló, Google es una empresa cuya razón de ser son los servicios online, por lo que parte de su gestión es guardar copias de las actividades que desarrollamos en cada una de sus aplicaciones. Por ejemplo, pese a que pueden ser servicios que no utilices, en el archivo de copia de seguridad existen carpetas de Android Pay, G Suite Marketplace, Google My Business o los movimientos de Google Pay Send. Asimismo podrás ver fichas de los libros que se pueden haber comprado en Google Play Libros, aunque no los libros, así como las pistas dejadas en Google Play Música.

Suele ocurrir que, indiferentemente del tiempo que tengas sin usar una aplicación, podrás comprobar que Google guarda los datos.  Se puede evidenciar en los casos de los blogs, los cuales fueron una de las primeras formas de guardar información personal, particularmente en el caso de la plantilla y de las imágenes de portada. Si usas o has usado Google Groups, Google igualmente guarda una copia de tus búsquedas, los grupos que visitaste y en los que recientemente publicaste, todos tus comentarios en YouTube o tus mensajes en chat si llegaste a usar ese servicio.

Sabe quién eres

Sumada a la información básica que Google con seguridad tiene de ti, esta empresa emplea tecnología pionera para confirmar que conoce precisamente lo qué te hace ser quien eres. Conoce lo que te agrada gracias al reconocimiento de rostros y etiquetado en Google Photos. Conoce cuál es el sonido de tu voz merced al registro de voz que llevan a cabo sus propias aplicaciones o las de terceros a los que has concedido permisos. Si accedes a la sección de «Mi Actividad» en tu cuenta de Google, podrás inclusive ver y escuchar tu cronología de grabaciones.

Google llega a saber en lo qué crees. Al monitorear tu historial de navegación, Google conforma un perfil acerca de tus convicciones espirituales, criterios políticas e inclusive puede anticipar por quién puedes votar. Conoce cuál es tu condición de salud. ¿Has hecho el intento de autodiagnosticarte una enfermedad? ¿Has efectuado una búsqueda del médico o farmacia más próxima? ¿Quizás deseaste probar un remedio casero? Si tú consideras estar enfermo, es bastante probable que Google igual lo crea. Aún así, al usar Google Fit, Google no lo cree; lo sabe, porque tú así lo registraste.

Ubicación, Ubicación, Ubicación

Así como la mayor parte de las personas, muy probablemente lleves tu teléfono contigo a cualquier lugar que vayas. Éste lo debes sincronizar con tus otros dispositivos, o de no ser así, posiblemente no sea el único equipo con el que sueles conectarte a Internet. El problema surge cuando te conectas por medio de Wifi, GPS o redes móviles, ya que Google podría rastrear tu ubicación, y registrar no solo el tiempo que pasas conectado en cada sitio, también sabe cuales sitios visitas, en cuales has estado y cuánto tiempo permaneciste en cada lugar.

Lo más preocupante de que Google conozca tus hábitos es que puede saber con facilidad en que lugares vives y trabajas. Si consideras que puedes impedir que todo esto ocurra al dejar de usar Google Maps y pasarte a su principal rival, Waze, no creas que funcionará de forma distinta. Google ha adquirido Waze y es dueño de la totalidad de los datos de los dos servicios, dos embudos distintos que reúnen tus datos en un mismo lugar.

Mantén cerca a tus Amigos

Si has llegado a pensar que sencillamente eres tu contra la máquina, cometes un error. La conformación de perfiles es un tarea de equipo, ya que tu eres observado, a tus amigos igualmente los observan y a tus amigos los utilizan para observarte. Si Google desea c0nocer con quién te comunicas, simplemente revisa tus contactos en Gmail, Google Hangouts y en los teléfonos Android, y utiliza sus nombres, correos electrónicos y números de teléfono, e inclusive llega tan lejos como chequear con qué personas usualmente hablas más.

Si desea saber la fecha y el lugar dónde vas a encontrarte con otras personas, Google Calendar ya lo conoce, o, si quieres facilitárselo, sencillamente tomate una foto y etiquétate a ti y a tus amigos en dicho lugar. Google conoce todo lo que dices. Hasta el año 2017, Google solía escanear de forma automática los emails personales de sus usuarios para sugerir sitios webs y posibilitar que los anuncios se personalizan de acuerdo a cada usuario. A posteriori anunció que ya no leería más los emails para concebir anuncios particulares.

Lo siguiente puede considerarse todavía peor. Google igualmente acostumbraba escanear los emails de las cuentas de otros servicios que remitían emails a personas que usaban cuentas de Gmail, o sea de personas no registradas en Gmail. Google no ha confirmado el tiempo por el cual guarda la información de sus usuarios o cómo es utilizada para envío de publicidad y aplicaciones de terceros. Esto no únicamente se encuentra restringido a los emails de texto; igualmente puede observar los vídeos y las fotos que son enviadas.

Google asegura que ya esto no sucede a excepción de raros casos, y que el riesgo se encuentra en las aplicaciones de terceros a las que el usuario pudiese haber otorgado permisos. Por si no fuese bastante grave, si eres usuario de Google Drive, la empresa conoce con exactitud con qué clase de información cuentas y puede impedir tu acceso a tus propios datos de Google Drive de llegar a sospechar que has subido «contenido inapropiado».

Los Botones «Me Gusta»/»No me gusta» de Ti

  • Cada vez que realizas búsquedas con Google, su algoritmo aprende de ello.
  • Cada vez que observar algún vídeo en YouTube, su algoritmo aprende de ello.
  • Cada vez que das clic en un anuncio o lo descartas, su algoritmo aprende de ello.
  • Cada vez que adquieres algo por Internet, si Google tuvo parte en el proceso, su algoritmo aprende de ello.
  • Google suele aprender hasta que conoce con exactitud lo que te agrada y lo que no, para luego seguir aprendiendo.

La Web es Pegajosa

Si consideras a Google como una araña, entonces Google Chrome es su telaraña. Este navegador usualmente registra todas las búsquedas que has efectuado con el buscador de Google: la totalidad de las paginas webs visitadas o agregado a marcadores, todos lo que has visto en YouTube, todos los anuncios en los que has dado clic e inclusive tus contraseñas que dicho navegador escribe por ti. Entre otros hábitos que Google Chrome suele registrar se encuentran:

  • Todo las búsquedas efectuadas a través del buscador de Google o YouTube
  • Tu historial de YouTube
  • El número de búsquedas en Google que has realizado este mes
  • Todas las paginas webs a las que has dado clic
  • La totalidad de las direcciones web que has escrito en la barra de direcciones
  • Todas las paginas webs que has agregado a marcadores
  • La totalidad de las pestañas de Google Chrome que has abierto en todos tus dispositivos
  • El número de conversaciones de Gmail que has desarrollado
  • Las aplicaciones que descargaste tanto de Google Play Store como de la Chrome Web Store
  • Tus extensiones de Chrome Web Store
  • Tus cambios efectuados en la configuración del navegador Chrome
  • La totalidad de las direcciones de email, direcciones físicas y números telefónicos que inserta la función de autocompletado de Chrome
  • Todos los nombres de usuario y claves que has solicitado a Chrome que recuerde
  • La totalidad de las paginas webs a las que has solicitado a Chrome que no guarde la clave

Un Perfil con Todos tus Intereses

Finalmente, Google igualmente guarda un perfil con todo aquello que te interesa. Ello se encuentra dirigido a la publicidad que te ofrecerá, ya que de acuerdo a dicho perfil te enviará anuncios personalizados que quizás podrían ser de tu interés. Por supuesto, tal perfil, además de los datos básicos, lo ha ido conformando en base a tus interacciones en la red, y en la clase de contenido que usualmente buscas online. Suele ser muy frecuente su casi total acierto en los temas que te remite, aunque igualmente no deja de ser cierto que son mayormente bastante genéricos.

No maneja asuntos tan específicos ni tan detallados como los que puedes conseguir en un perfil de publicidad en Facebook, pese a que asimismo es cierto que la cantidad de aciertos en los sugeridos es superior. Además de los temas que me agradan, Google igualmente maneja una lista de los que no son de agrado. Presenta el inconveniente de que clasifica como que no me gustan algunos temas que sí me agradan, algo debe estar fallando. Puede deberse a cierta incertidumbre de Google con respecto a anuncios que me han desagradado de temas que sí me han interesado.

¿Por qué quiere Google tu Información?

Su respuesta suele ser no del todo satisfactoria. La empresa señala que es para brindarte una experiencia en Google «más veloz, inteligente y de utilidad». Google desea reunir el mayor número posible de tus datos ya que asegura que mientras mayor sea la información que posea sobre ti, mejor podría atenderte y brindarte una mejor experiencia online, así como incrementar la seguridad. Google igualmente utiliza tus datos para:

  • Hacer recomendaciones de vídeos de YouTube.
  • Brindar una mejor operación de Google Maps.
  • Prestar un acceso rápido y fácil a información personalizada cuando utilizas su buscador.
  • Una productividad mucho mayor cuando empleas Google Assistant (el asistente de Google).
  • Utilizar la función de autocompletar en su buscador.
  • Que Chrome logre autocompletar formularios en vez de hacerlo tu.

¿Cómo puede afectarte esto?

El registro que hace Google de tu actividad sí puede tener ciertas implicaciones, que pueden ir desde ser víctima de un ataque informático a tus datos, particularmente si son de relevancia para alguien, hasta ser abrumado por el vertiginoso flujo de publicidad no deseada a tus correos electrónicos o a tus cuentas de redes sociales.

¡Hacks!

De ocurrir que algún hacker o pirata informático llegase a robar los datos que Google guarda sobre ti, ellos podrían ser usados de las formas más siniestras posibles. Pese a que las grandes corporaciones como Google y Facebook siempre procuran mantenerse por delante de las mentes criminales de la web, la invulnerabilidad de Internet se ha visto afectada en varias ocasiones. Considerando la cantidad de información que suele almacenar Google, si la tuya cayese en manos inescrupulosas, sería muy difícil conocer de qué modos creativos podrían ser usados tus datos por dichos malhechores.

Que sabe google de mi

Tu Casa en el Centro de la Pantalla

Google Street View muestra tu localización en el mapa para que todo el mundo lo pueda observar, por no citar la invasión del entorno personal ajeno sin su conocimiento o autorización. Existió un tiempo en el que Google inclusive podía recopilar datos de las redes Wifi no seguras de ciertos individuos, empero Google enmendó dicho inconveniente  cuando estuvo consciente de él.

Las noticias angustiantes prosiguen con el asistente personal de Google Home. Éste reciente desarrollo técnico posibilita a Google para que sepa a qué hora prendes y apagas el alumbrado de tu casa, realizas ajuste de la temperatura, verificas tus reservas de comida y preparas las listas de compras, habilitas alarmas, examinas tu agenda, etc. Todos estos eventos cuentan con su propio registro, presto para que Google y los anunciantes publicitarios se aprovechen.

Borrado, pero no Eliminado para Siempre

El significado del verbo borrar es eliminar o desechar, lo que al parecer Google no cumple con detenimiento, ya que suele guardar tus emails borrados hasta por dos meses, pudiendo algunos ser mantenidos de forma potencial en sus  copias de seguridad hasta ser superado dicho lapso.

Llueven Anuncios

¿Quizás te hayas preguntado cómo llegan los publicistas a ser tan acertados y tan repetidamente acerca de nuestros gustos? La respuesta se encuentra en que los perfiles de usuarios suelen ser muy rentables. Cuando conoce lo suficiente acerca de ti, los publicistas pueden lograr que toda tu experiencia en Internet sea muy parecida al pasillo de compras compulsivas de tu tienda preferida. Esto llega a ser particularmente efectivo en los niños, los que no siempre comprenden que son el blanco específico de cierta publicidad.

Tres son Multitud

Pese a que Google podría no estar negociando tus datos personales a publicistas, las aplicaciones de terceros a las que has concedido permisos sí podrían estarlo logrando. Cuando una aplicación es gratuita, es bastante probable que se encuentre vendiendo tu información a agencias de publicidad. Ocurre que, aparte de las compras en la aplicación (como las del estilo «suprime los anuncios»), la generación de beneficios por la venta de información y de la publicidad en aplicaciones es una de las actividades de mayor rentabilidad para las aplicaciones que son gratis.

¿Qué Importancia tiene el Nombre?

Algo que ignoramos es que no todos los productos de Google llevan la marca «Google». Con ello, podrías llegar a creer que estás eludiendo la recopilación de información de Google cuando utilizas otros productos, pero es importante que sepas que Google regularmente adquiera numerosas empresas y no suele poner su marca en ellas. Entre ellas se encuentran YouTube, Blogger y Waze. Adicionalmente, y para empeorar las cosas, algunas de ellas ni siquiera te dicen de que eres monitoreado por Google, por lo que podrías estar dando a Google más datos de lo que piensas.

¿Qué Hacer?

¿Nos encontramos todos nosotros sometidos a empresas como Google? Los especialistas que hemos consultamos han coincidido en que es poco lo que se puede hacer. Uno debería realizar un esfuerzo sumamente responsable y concertado para impedir ser seguido. Por ejemplo, no utilizando Google o realizando distintas actividades en dispositivos diferentes, o desde cuentas distintas.

Se ha de considerar la factibilidad de deshabilitar la ubicación, de utilizar cuentas de correo que en verdad no usas para ingresar a páginas de ventas, de emplear fechas de nacimiento levemente incorrectas donde sea legalmente permitido y jamás, por ninguna razón, le confíes a Facebook, Twitter u cualesquiera otra red social lo qué comiste a la hora del desayuno, y menos aún compartas tus detalles personales y los más importantes acontecimientos de tu vida».

Igualmente te recomendamos estos otros interesantes artículos:



También te puede interesar:
Comprar Seguidores
Letras para Instagram para cortar y pegar

ParadaCreativa*
Descubrir Online*
IK4*
MiBBMeMima*
Tramitalo*
Minimanual*
Un Como Hacer Todo sobre Tecnología
Tarabu*
Ejemplos NXt*
GamingZeta*
LavaMagazine*
TipoRelax*
Trucoteca*
ZonaHeroes*
TipoRelax*