La mayoría de empresas suele utilizar las redes sociales para aumentar sus ventas, dar publicidad a sus productos, ofertar sus servicios y tener una mayor cercanía con los clientes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las redes sociales son adecuadas para esta labor. Habrá que elegir aquellas que sean las más idóneas para el tipo de empresa en cuestión. Las redes sociales para empresas son hoy en día fundamentales.

Índice de contenidos

Análisis previo

De nada valdría, por ejemplo, disponer de un perfil en una red social en la que no se hallan los potenciales clientes de esa compañía. Hay, por tanto, que preguntarse previamente si el uso que hacen los usuarios de esa red social encaja con el perfil de la empresa. Por ello dependerá que determinadas redes sociales para empresas sean útiles o no. Pero también, es necesario conocer en primer lugar cuáles son los principales objetivos de esta empresa para estar en las redes sociales.

En este último sentido, hay que valorar los recursos humanos y económicos que la empresa desea invertir en el uso de sus redes sociales. Hay compañías y negocios que gestionan su propio plan de redes sociales. También hay otras empresas que desean externalizar la labor en agencias o freelancers.

Las mejores redes sociales para empresas

Una vez analizados los objetivos que pretende conseguir la empresa, hay que lanzarse a abrir un perfil en las redes sociales más adecuadas. Las redes sociales para empresas deben de elegirse de manera cuidadosa. Las más destacadas y populares serían las siguientes:

  • Facebook: una red social que se basa en el ocio y el tiempo libre. En ella se muestra la cara más personal. Además, resulta ideal para hacer anuncios promocionados y para las empresas del tipo B2C (negocio al consumidor)
  • LinkedIn: esta red social es perfecta para aquellas empresas que tengan un modelo de negocio B2B (negocio entre empresas). Es una plataforma ideal pues para publicar contenidos basados en aspectos laborales
  • Twitter: ideal para fomentar la comunicación digital de la empresa. Es una red social inmediata para el contacto directo y ágil con los clientes, por lo que vale tanto para los modelos de negocios B2C como B2B
  • Instagram: esta es otra de esas redes sociales ideales para los negocios B2C y B2B, sobre todo si lo que se busca es brindar imágenes de una marca para tener una mayor interacción visual
  • YouTube: una red social ideal para aquellas empresas que a través de sus vídeos muestren cómo funcionan los productos que vendan. Además, YouTube ayuda al posicionamiento SEO y nos puede diferenciar de la competencia
  • Google My Business: la red social perfecta para los que tengan un local de cualquier tipo: tienda, restaurante, bar, etc.
  • FourSquare: muy similar a la anterior. Es una red social para localizar un negocio. A su vez, permite subir imágenes para conocer el sitio, consultar opiniones sobre el mismo, etc.

En definitiva, es muy importante que antes de comenzar a crear perfiles en todas las redes sociales analicemos cuáles son las más adecuadas para nuestro tipo de negocio. Tanto la temática de los contenidos como los potenciales clientes no son los mismos en una red social u otra. Por lo que hay que saber a qué público se desea llegar y cómo. Si quieres, para darle un empujón a tus redes un consejo es comprar seguidores de Instagram, Facebook o cualquier otra red donde hagas visible tu negocio.